El aceite de coco es un potente anticancerígeno

El aceite de coco es un potente anticancerígeno

0
Compartir

El aceite de coco es un tesoro medicinal que contiene una multitud de propiedades beneficiosas para conservar la salud. Con respecto a la posibilidad de combatir el cáncer existen numerosos estudios que lo reafirman.

Sin duda es un poderoso antitumoral, ya que un alto porcentaje de la propagación de células cancerígenas están relacionadas con el metabolismo, es decir, el conjunto de procesos y transformaciones químicas a través de las cuales se renuevan las diversas sustancias del organismo. Se activa después de la digestión, y se basa en la reabsorción y la transformación de las sustancias alimenticias.

Pues bien, las células cancerígenas solo pueden llegar a sobrevivir a base de fermentación de aminoácidos y en base a glucosa. Y una manera de frenar el desarrollo de las células cancerígenas es a través de una dieta cetogénica, donde uno de sus excelentes ingredientes es el aceite de coco extra virgen.

El aceite de coco posee una combinación única de ácidos grasos de cadena media. Al ser una grasa saturada buena de una composición de hasta 90% pasa directamente al hígado desde el tracto digestivo, siendo utilizado como una fuente inmediata de energía, ofreciendo efectos terapéuticos a pacientes que desarrollan cáncer, epilepsia o alzhéimer.

Además varios son los estudios que han demostrado que el aceite de coco tiene efectos antiinflamatorios y antioxidantes.

Después de la leche materna, es la fuente más elevada en ácidos grasos de cadena media, lo que aumenta el metabolismo y ayuda a bajar el colesterol; siendo muy útil para personas que quieren reducir el peso corporal, tienen metabolismo lento o hipotiroidismo.

Otros usos terapéuticos del aceite de coco

Tiene propiedades antibacteriana, antifúngica y antiséptica

Mejora las digestiones pesadas

Tiene un factor de protección solar 7, esencial para proteger la piel y el pelo del sol.

Ayuda a aliviar los síntomas de la menopausia, como sudores, sofocos, insomnio, fatiga, etc.

Evita la formación de placa dental y caries.

Ayuda a eliminar los hongos, se puede utilizar para combatir la Candidiasis (candida albicans).

Es una excelente fuente de energía.

Favorece la digestión de las grasas, algo que beneficia especialmente a las personas que no tienen vesícula biliar.

Es un remedio natural para prevenir o reducir las estrías.

Se puede utilizar para eliminar piojos.

Favorece el buen funcionamiento del sistema inmune.

Útil como crema corporal para hidratar y nutrir la piel para mantenerla joven.

Refuerza la función tiroidea.

Es válido para personas con diabetes.

Reduce las posibilidades de padecer enfermedades cardiovasculares.

Favorece la eliminación de grasa abdominal.

Equilibra los niveles de colesterol.

Combate la caspa, aporta brillo y vitalidad al cabello.

 

Dosis recomendada

La dosis recomendada para adultos es de 1 a 2 cucharadas soperas al día.

En niños, se recomienda que beban 1 cucharadita de aceite de coco por las mañanas.

 

Fuentes

Antitumor effect of medium-chain triglyceride and its influence on the self-defense system of the body. Cancer Detect Prev. 1998;22(3):219-24.
Implementing a ketogenic diet based on medium-chain triglyceride oil in pediatric patients with cancer. con cáncer. J Am Diet Assoc. 1995 Jun;95(6):693-7.
Menhaden, coconut, and corn oils and mammary tumor incidence in BALB/c virgin female mice treated with DMBA. Nutr Cancer. 1993;20(2):99-106.
The ketogenic diet reverses gene expression patterns and reduces reactive oxygen species levels when used as an adjuvant therapy for glioma. Nutr Metab (Lond). 2010 Sep 10;7:74.
Growth of human gastric cancer cells in nude mice is delayed by a ketogenic diet supplemented with omega-3 fatty acids and medium-chain triglycerides. BMC Cancer. 2008 Apr 30;8:122.

Compartir

Dejar una respuesta