Beneficios y propiedades de las uvas

Beneficios y propiedades de las uvas

0
Compartir

La uva normalmente es recomendada en la salud natural para aquellas personas que necesitan de forma urgente una depuración profunda de sus intestinos. Hay que recordar que, aunque no lo notemos, a medida que pasa el tiempo muchas toxinas, grasas y desechos fecales se quedan pegados en las paredes interiores que recubren el intestino, el cual tiene la importante función de absorber los nutrientes que provienen de los alimentos.

Si el intestino está sucio, la calidad de absorción es deficiente, y esto se notará en la salud del cuerpo y la mente.

El vino tinto de calidad, consumido con bastante moderación, es considerado un buen tónico para bajar el colesterol y prevenir el infarto de miocardio. Sin embargo, comer las uvas con piel o exprimidas en jugo, dan el máximo resultado, y sin necesidad de ingerir alcohol, el cual es muy dañino para el organismo a nivel general.

Los mejores beneficios que ofrece la uva es cuando el fruto se encuentra en su mayor abundancia, es decir a finales de verano y hasta mitad de otoño.
En realidad consiste en comer abundantes cantidades de uvas durante el día, ya sea en jugo o enteras, pero con cáscara. Las uvas no deben mezclarse con otro alimento, se deben consumir solas, durante un día. Cabe destacar que las uvas son un gran antioxidante que nos proporciona energía.

Por otro lado, los espectaculares poderes depurativos de la uva la han llevado a la conclusión de que su consumo puede inhibir el crecimiento de las células cancerígenas.
En definitiva, el extracto de pepita de uva previene la aparición de tumores, principalmente cáncer como el de próstata, mama y colon.

Cuando se piensa en una fruta popular con múltiples usos, las uvas suelen ser las primeras en la lista, ya que su contenido de resveratrol (polifenol) representa uno de los fitonutrientes más importantes por su capacidad para proteger contra el cáncer de colon y de próstata, enfermedad coronaria del corazón, enfermedad nerviosa degenerativa y Alzheimer.

También contiene antocianinas, otro polifenólico antioxidante muy abundante en las uvas rojas, generan actividades antialergénicas, antiinflamatorias, antimicrobianas, anticancerígenas y antienvejecimiento.

Además su contenido en oligopéptidos (péptidos o aminoácidos) con propiedades antibacterianas y catequinas (un tipo de antioxidantes flavonoides) que se encuentran en las variedades de uvas blancas, también son abundantes en propiedades que protegen la salud.

Las uvas tienen un índice glicémico bajo y contienen la hormona y antioxidante melatonina, esencial para regular el descanso.

La fruta del vino es un aliado contra la inflamación, la base de muchas enfermedades corporales que amenazan la vida. Las moléculas mensajeras (como la interleucina) y enzimas pro-inflamatorias (como la ciclo-oxigenasa) que impulsan la inflamación pueden ser apaciguadas por un consumo moderado de uvas.


Estudios científicos destacados

En el 2010, los investigadores reportaron que las uvas eran un alimento con potencial de influenciar positivamente y hasta pueden ayudar a prevenir la enfermedad cardiaca, cáncer, enfermedades que afectan a las células nerviosas en el cerebro, declive cognitivo relacionado con la edad, enfermedad del Alzheimer y diabetes, con posibles beneficios para la salud oral, función inmune y actividad antiviral también. Los estudios atribuyeron esto al contenido de antioxidantes, flavonoides y su capacidad para aumentar la producción de óxido nitroso.

El polvo de uvas demostró tener un efecto positivo cuando se probó en los pacientes de cáncer de colon, suficiente para que los investigadores determinen que las uvas puedan tener propiedades preventivas de cáncer de colon así debido al contenido de resveratrol.

Beneficios y propiedades de la uva

– Es rica en potasio, el cual controla el equilibrio de los líquidos en el organismo y sus niveles bajos de sodio.

– Contiene grandes cantidades de vitamina B, que interviene en el metabolismo de las grasas y los hidratos de carbono.
Entre algunas de las vitaminas más destacadas que podemos encontrar en las uvas destaca la vitamina B3 (indispensable para el metabolismo), además de vitamina K, mientras que también cuenta con minerales y oligoelementos (calcio, hierro, magnesio, fósforo y potasio, manganeso).

– Es muy rica en glucosa e hidratos de carbono, lo que la convierte en una fuente de energía natural para aquellos que precisan un esfuerzo extra.

– En las pepitas podemos encontrar un aceite muy rico en ácidos grasos esenciales, que tiene propiedades tanto suavizantes como hidratantes, que tienen el objetivo de reforzar la protección de la barrera cutánea.

– Es beneficiosa para afectados de enfermedades reumáticas como artritis y gota.

– Útil para personas con problemas renales y hepáticos.

– Combate las alergias.

– Previene y combate estreñimiento.

– Ayuda a los que padecen de colon irritable.

– Es recomendable para la hipertensión, arteriosclerosis, calambres, etc.

– Eficaz para los que padecen de problemas intestinales (limpia intestinos si se consume la uva sin retirar la piel.

– Ayuda a limpiar y purificar el organismo.

 

Compartir

Dejar una respuesta