Inicio Temas de Salud Déficit de vitamina E y su impacto en la salud

Déficit de vitamina E y su impacto en la salud

0

A día de hoy, se desconocen de forma completa los beneficios de la vitamina E para vivir más años con salud. La vitamina E (tocoferol o alfa-tocoferol) es una vitamina liposoluble que participa ayudando en muchos procesos y destaca su función antioxidante protegiendo a las células frente a los radicales libres. Una de sus mejores virtudes es evitar la formación de coágulos de sangre y estimular el sistema inmunológico.

La vitamina E la podemos encontrar en este tipo de alimentos: aceite de oliva, aceite de germen de trigo, avellana, cacahuete, almendra, espinaca y brócoli….

La cantidad de vitamina E que se necesita diariamente depende de la edad. Pueden expresarse en miligramos (mg) o en unidades internacionales (UI). Los bebés hasta los seis meses necesitan 4 miligramos (mg) (6UI) al día; los bebés de 7 a 12 meses, 5 mg (7.5 UI) al día; de 1 a 3 años, 6 mg (9 UI) al día; de 4 a 8 años, 7 mg (10.4 UI) al día; de 9 a 13 años, 11 mg (16.4 UI) al día; de 14 a 18 años, 15 mg (22.4 UI) al día. Los adultos necesitan 15 mg (22.4 UI) al día. Mujeres embarazadas, 15 mg (22.4 UI) al día, y mujeres en periodo de lactancia, 19 mg (28.4 UI).

El diagnóstico para determinar su deficiencia se realiza mediante un análisis de sangre.

La deficiencia de vitamina E se relaciona con determinadas enfermedades causadas por una dieta desequilibrada o problemas de mala absorción,además de problemas de la digestión de las grasas, ya que las grasas son necesarias para poder absorber la vitamina E.  

Su deficiencia puede estar relacionada con estos problemas de salud

Enfermedades como enfermedad de Crohn, fibrosis quística, enfermedades hepáticas o enfermedades genéticas poco frecuentes.

En las enfermedades cardiovasculares algunos estudios sugieren que un mayor consumo de suplementos de vitamina E se relaciona con un menor riesgo de enfermedades cardíacas.

Respecto al cáncer, tienes sus ventajas e inconvenientes: tomar un suplemento podría ser adecuado, pero si consume en exceso, algunos estudios demuestran que una ingesta de suplementos de vitamina E (400UI/día) durante varios años aumentó el riesgo de cáncer de próstata, por el contrario, otro estudio mostró un menor riesgo de muerte por cáncer de vejiga.  Dicho esto, tiene más beneficios que contraindicaciones.

Trastornos oculares: los resultados de los estudios de investigación acerca de si la vitamina E puede contribuir en la prevención de la degeneración macular o pérdida de visión frontal. Parece que es efectivo entre las personas con degeneración macular relacionada con la edad que corren alto riesgo de que empeore a una fase avanzada. De este modo, mejora en combinación con otros antioxidantes, zinc y cobre. Mostró efectos prometedores para retrasar la pérdida de la visión.

Síntomas neurológicos: la vitamina E pueda beneficiar a las personas sanas o a quienes padecen problemas mentales, les ayudaría a mantener la salud cerebral.

Cabe destacar que el sistema nervioso en desarrollo parece ser especialmente vulnerable a la deficiencia de vitamina E: los niños que sufren una deficiencia de vitamina E desde su nacimiento pueden desarrollar síntomas neurológicos.

Su deficiencia en adultos a medio y largo plazo podría causar daño en los músculos y a los nervios con pérdida de sensibilidad en brazos y piernas. Pérdida de control del movimiento corporal y debilidad muscular.

Y por último, ayuda a detener el envejecimiento, muy útil para tener una piel más tersa y bonita.

El exceso de vitamina E no es muy común y si se consume a través de los alimentos no es perjudicial. El problema suele venir por un exceso de suplementación de dicha vitamina, y los efectos comunes pueden ser: diarrea, náuseas y cansancio.

Si el exceso es realmente elevado, puede traer consecuencias muy negativas para la salud, ya puede aumentar el riesgo de sangrado tras un corte o herida y de hemorragia cerebral (derrame cerebral hemorrágico). Por ello, el límite para los suplementos de vitamina E natural es de 1,500 UI/día y de 1,000UI/día en su presentación sintética (en adultos).

Óscar Fernández García, Especialista en Medicina Alternativa y Autor de los Libros: La Biblia de la Medicina Natural, El Negocio de la Enfermedad y la Semilla Anticáncer.

Libro disponible: www.edicionesarcanas.es

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here