Inicio Temas de Salud El mejor medicamento es fortalecer el sistema inmunológico

El mejor medicamento es fortalecer el sistema inmunológico

0

Tu mejor escudo antivirus (anticovid) es un estilo de vida saludable; desde luego, es fundamental para tener inmunidad. Asegúrate de seguir una dieta saludable, hacer ejercicio de forma moderada, evitar algunos tóxicos y descansar lo suficiente.

Precaución: las noticias de los medios de comunicación preocupan mucho a la mente. El miedo y la extensa preocupación deprimen mucho al sistema inmunológico.

El estrés excesivo reduce la inmunidad. Para controlar el estrés puedes realizar ejercicios de respiración como el yoga o la meditación.

Evita la comida procesada: bebidas gaseosas, patatas de bolsa, bollería industrial, sal refinada, comida precocinada, pasteles, carne roja y lácteos procedentes de la vaca; es decir, evita todo lo que lleve azúcares refinados, edulcorantes artificiales en forma de aditivo y grasas hidrogenadas.

Añade a la dieta vegetales y frutas de temporada, si son ecológicas mejor, semillas (linaza, chía, cáñamo), cereales integrales, legumbres, frutos secos sin sal, algas marinas, aceite de oliva virgen extra, pescado azul, huevos ecológicos, bebidas vegetales sin azúcar, kéfir de cabra (probióticos) y té.

Consume abundante proteína vegetal de calidad y ácidos grasos omega 3.

Las vitaminas C, E y del grupo B son fundamentales.

Los minerales magnesio, zinc y selenio son de gran importancia.

Puedes tomar bastante vitamina C, de mil a dos mil miligramos al día o vitamina C liposomal en una dosis de mil miligramos una o dos veces al día.

Aumenta los niveles de vitamina D (mil a dos mil UI diarias).

El sistema inmune se encuentra herido y debilitado en la mayoría de los casos. Este mecanismo que dispone el cuerpo para defenderse de los virus, bacterias y muchos otros tipos de enfermedades, incluido el cáncer, está perdiendo fuerza debido, entre otras cosas, a los sentimientos o emociones negativas, ansiedad, insomnio, falta de actividad física, tabaco, alcohol, excesiva contaminación química y, sobre todo, una mala alimentación. El sistema inmunológico es la respuesta que da nuestro cuerpo a los agentes externos que pueden penetrar en nuestro organismo y hacernos daño. Está compuesto por una red de células, tejidos y órganos que se encargan de trabajar en equipo para proteger nuestro cuerpo. Estas células pertenecen al famoso grupo de los leucocitos o glóbulos blancos, que son los aliados encargados de la línea de defensa contra los organismos que causan las enfermedades. Habitualmente, se encuentran en el timo, el bazo y en la médula ósea, lo que se conocen como órganos linfáticos. También tenemos como aliados principales a los macrófagos, natural killers, neutrófilos, monocitos y linfocitos. Las natural killers son de especial importancia; asesinas naturales capaces de acosar a las células cancerosas y obligarlas a que se suiciden. Si las natural killers están fuertes y activas bloquean la aparición de metástasis.

El estado mental, el control de las emociones, evitar las preocupaciones y el estrés es fundamental para que nuestros aliados actúen en buenas condiciones. Es curioso que se hable de todo tipo de medicación para los pacientes cuando lo más sensato sería fortalecer su sistema inmune o intentar recuperar su respuesta de defensa. De esta forma, se dispondría del mejor medicamento para luchar contra estas adversidades. Por eso es fundamental saber que está ahí y cuidarlo porque, si el sistema inmune no está «herido», hay más probabilidades de anular cualquier virus. Cabe destacar que el 70% de las células de nuestro sistema inmune viven en el intestino, por eso es tan importante la nutrición. Y cómo no destacar o valorar lo que comemos si The Lancet ha publicado un sorprendente informe que señala que la mala alimentación es responsable de once millones de muertes al año en el mundo. Seguramente el intestino no fue la primera opción que consideraste para recuperar la salud, muchos desconocen que en este órgano tenemos millones de neuronas, por eso, desde hace unos años muchos lo apodan «el segundo cerebro».

La función de nuestro sistema digestivo va mucho más allá de procesar la comida que ingerimos. Es más, se podría usar para el tratamiento de cualquier enfermedad. A diferencia de cualquier otro órgano de nuestro cuerpo, nuestro intestino puede funcionar solo; tiene su propia autonomía para tomar decisiones, no necesita que el cerebro le diga qué hacer gracias al Sistema Nervioso Entérico (SNE), una «sucursal» del sistema nervioso autónomo encargada de controlar directamente el aparato digestivo. Ese sistema nervioso se extiende por el tejido que reviste el estómago y el sistema digestivo, y tiene sus propios circuitos neuronales. Aunque funciona independientemente del Sistema Nervioso Central (SNC), se comunica con él a través de los sistemas simpático y parasimpático.

Óscar Fernández García, Especialista en Medicina Alternativa y Autor de los Libros: La Biblia de la Medicina Natural, El Negocio de la Enfermedad, la Semilla Anticáncer , Antivirus – Cómo Vencer Al Coronavirus.

Libro disponible: https://edicionesarcanas.es/producto/antivirus-como-vencer-al-coronavirus/

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here