Inicio Temas de Salud El peligroso negocio de la enfermedad

El peligroso negocio de la enfermedad

0

El negocio de la enfermedad se encuentra en el segundo lugar de la economía mundial. De hecho, a partir de 2022 el mercado global superará la barrera del billón y medio de dólares.

La mayoría de los ciudadanos cree que su salud está en buenas manos. Cree fielmente que los organismos sanitarios nos dicen la verdad acerca de las enfermedades y de las diversas formas de combatirlas. Nos han inculcado y adoctrinado a creer en dogmas que no pueden ser puestos en tela de juicio, pues los pocos que así lo han hecho han visto sus carreras médicas arruinadas o han sido víctimas de la difamación pública, e incluso a lo largo de la historia algunos fueron encarcelados. La nueva inquisición sanitaria, asesorada por las multinacionales farmacéuticas no permite que nadie trate de derrotarlos sacando a la luz sus mafiosos negocios y corruptos conflictos de intereses. 

Tratan de hundir a toda la competencia, ya que los posibles productos naturales que pudieran hacerles la competencia han caído en sus manos gracias a la denominada legislación Codex de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y a las patentes de la Organización Mundial del Comercio (OMC).

El negocio de la enfermedad está muy bien atado. Ellos controlan absolutamente todo: medios de comunicación, la formación médica de las universidades, organismos oficiales y políticas sanitarias.

Los gobiernos y los medios de comunicación se ocupan de influir sobre la población alimentando el miedo a la enfermedad. Se promueve la medicación excesiva, se manipulan los genes, se patenta toda forma de vida, se contaminan con químicos los alimentos, se imponen obligatoriamente más de veinte vacunas desde la infancia, y mientras tanto los costes suben y los laboratorios y sus inversores se enriquecen a costa de nuestra enfermedad e ignorancia.

Las multinacionales farmacéuticas tienen vínculos directos con la banca y personas de poder que influyen en la política, todos ellos invierten en las acciones de los laboratorios farmacéuticos, y a su vez estas multinacionales financian las campañas electorales buscando a cambio algunos favores o leyes a medida.

El dinero controla totalmente la medicina. Y lo único que de verdad interesa a quienes manejan este negocio es ganar dinero. ¿Y cómo ganar más? Pues haciendo que la gente esté enferma… porque las personas sanas no generan ingresos. La estrategia consiste en tener y mantener enfermos crónicos que tengan que consumir todo tipo de productos  para tratar sólo síntomas, pero sin curar, eso es rentable. Y esto lo ratifican muchos médicos, como la Dra. Ghislaine Lanctôt, médica residente en Canadá a la que se le retiró la licencia para ejercer por oponerse a las manipulaciones de los multinacionales “farmafiosas” y denunciar todos estos atropellos.

De este modo, la medicina industrial sólo reconoce la existencia del cuerpo físico y no tiene en cuenta ni el espíritu, ni la mente, ni las emociones, ni la dieta. Se trata de un sistema que mantiene al paciente desinformado y dependiente, y al que se estimula para que consuma fármacos de por vida.

Muchos médicos cobran sobresueldos por recetar medicamentos. Aunque a veces muchos de estos profesionales sanitarios actúen de forma inconsciente, son una víctima más del sistema comercial-sanitario. Claro que hacen un buen trabajo salvando vidas y ayudando en muchos casos, pero en la facultad de medicina el sistema se encarga de adoctrinarlos con sus protocolos inamovibles, tapándoles los ojos ante otras terapias alternativas que podrían ser más eficaces y menos costosas. 

Algunas de las consecuencias del peligro del negocio de la enfermedad

  • La máquina de cáncer no se detiene, a día de hoy es unas de las principales causas de muerte en el mundo. En el año 2012 hubo 8,2 millones de muertes relacionadas con el cáncer.
  • Según la Organización Mundial de la Salud, se calcula que el gasto total por cáncer en 2010 fue de unos 962.000 millones de euros.

  • La corrupción y el excesivo gasto en sanidad endeuda y saquea la economía de muchos países.
  • En la actualidad el 70% de los medicamentos son ineficaces y causan efectos secundarios de gran importancia, a veces es peor el remedio que la enfermedad.  
  • Gasto innecesario en determinadas vacunas que son ineficaces y causan efectos adversos graves.
  • En Europa más de 197.000 personas mueren todos los años por errores médicos y efectos adversos de los fármacos. 
  • En Estados Unidos los medicamentos son la segunda causa de muerte. Aunque no existen estadísticas oficiales sobre las muertes ocasionadas por errores médicos y efectos adversos de medicamentos, estimaciones recientes indican que podrían elevarse a entre 210.000 y 400.000 entre los pacientes hospitalizados.
  • En Estados Unidos la quimioterapia cuesta por cada ciudadano entre 20.000 y 50.000 dólares, a pesar de su elevado coste fallecen alrededor de 600.000 personas que precisamente son tratadas con estas terapias oficiales.

Fuentes

https://www.bbc.com/mundo/noticias/2016/05/160504_salud_errores_medicos_tercera_causa_muerte_eeuu_il

Óscar Fernández García, Especialista en Medicina Alternativa y Autor de los Libros: La Biblia de la Medicina Natural, El Negocio de la Enfermedad y la Semilla Anticáncer.

Libros disponible: www.edicionesarcanas.es

www.amazon.es

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here