Jugo de apio y remolacha para la artritis reumatoide

Jugo de apio y remolacha para la artritis reumatoide

0
Compartir

La artritis es considerada una enfermedad autoinmune muy complicada de afrontar, pero por suerte disponemos de una multitud de herramientas terapéuticas que provienen del reino vegetal. Todo lo que nos ayude a recuperar la salud debe ser bienvenido.

Vegetales como el apio y la remolacha nos ayudan gracias a que son unas de las hortalizas más interesantes por sus propiedades antiinflamatorias y su alto valor nutricional.

Es evidente que la solución única no solo consiste en tomar todos días jugo de apio y remolacha, ya que la curación de este tipo de enfermedades pasa por un proceso lento y sacrificado, pero sin duda nos van ayudar a mejorar con el paso de las semanas. Nuestra salud depende cada vez más de nuestra conciencia para adoptar hábitos de vida saludables.

Cabe destacar que estos dos vegetales contienen otros componentes muy importantes como son los fitonutrientes. Estos compuestos hacen que el apio y la remolacha sean hortalizas con acción antiviral, diurética, anticancerígena, vasodilatadora, antiinflamatoria, depurativa, antibacteriana, hipoglucemiante y antioxidante.

La remolacha (betabel) y el apio ayudan a tu corazón, protegen a tu sistema digestivo, a tu cerebro y a tus ojos, entre otras cosas.

Fortalecen el sistema inmunológico 

Esta mezcla de jugos que puedes tomar regularmente está indicada para dolencias que implican inflamación (artritis, vitíligo, gota, reumatismo o psoriasis). Además de prevenir un sin fin de patologías como la hipertensión, estreñimiento y diversos problemas que se originan en el hígado y otros órganos. Puedes tomar 500 ml de jugo al día.

Valor nutricional del apio

Entre sus vitaminas, minerales y otros componentes destacan la  fibra dietética, vitaminas A, colina, vitamina C, B3, vitamina E, B5, B2, B6, ácido fólico (B9), vitamina K, potasio, sodio, calcio, fósforo, magnesio, hierro, zinc, silicio, manganeso, flúor y selenio.

Valor nutricional de la remolacha

Contiene flavonoides, folatos, vitaminas del grupo B, vitamina C, vitamina A, tiamina, riboflavina, niacina, ácido pantoténico, ácido fólico, calcio, potasio, hierro, zinc, fosforo, cobre, selenio y manganeso.

Además, ambos vegetales carecen de grasa y proteínas.

 

Compartir

Dejar una respuesta