Las propiedades curativas de la salvia

Las propiedades curativas de la salvia

0
Compartir

Las propiedades curativas de esta maravillosa planta son conocidas desde la antigüedad. Los griegos las usaban con mucha frecuencia, para resolver muy diversas dolencias. De hecho, salvia proviene del latín, salvare, que significa curar.
La salvia es muy rica en varias vitaminas del grupo B (tiamina, riboflavina, piridoxina y acido fólico), vitamina A y Betacarotenos. Sus hojas frescas son una buena fuente de vitamina C mientras que tanto las frescas como las hojas secas son ricas en minerales como potasio, zinc, calcio, hierro, manganeso, cobre y magnesio.

Las infusiones de salvia a temperatura templada es muy útil no solo para ayudar a sanar heridas y úlceras de la piel, sino que a su vez es excelente para evitar las infecciones de las mismas.
El habitual cansancio, aumento de peso, cambios de humor, pero sobretodo sofocos que se ven con tanta frecuencia durante el proceso de la menopausia, se pueden aliviar con dos o tres tazas al día de esta maravillosa infusión. Muchas mujeres recurren a las terapias de sustitución hormonal, las cuales no están protegidas de riesgos o efectos adversos. Además esta planta medicinal puede regularizar la menstruación.

No obstante, la salvia es una opción natural, complementaria o alternativa a lo convencional.

También es una planta útil para tratar la gingivitis, la inflamación de las encías. Tiene una función como antiséptica, los enjuagues de salvia son beneficioso para el dolor de garganta. Sin embargo, es importante destacar que en caso de dolor de garganta  por infección o si existe demasiada inflamación que podría ir acompañado de fiebre, salvia no sería eficaz en este caso. Por lo tanto, debe de tomarse otro remedio como un antiinflamatorio o antibiótico.

Efectiva en el exceso de sudoración, es quizás la planta con mayor acción antisudorífica conocida puesto que su aceite esencial paraliza las terminaciones nerviosas de las glándulas sudoríparas. Resulta muy útil para combatir el mal olor corporal y de los pies.

El té de salvia ayuda a mantener normalizado los niveles de azúcar en los diabéticos. Y por último, es un remedio natural para mejorar del sistema digestivo.

Contraindicaciones:
No deben utilizar salvia: embarazadas, lactantes y personas que padezcan de epilepsia e insuficiencia renal.

Compartir

Dejar una respuesta