Inicio Temas de Salud Los increíbles beneficios de la vitamina D

Los increíbles beneficios de la vitamina D

0

La vitamina D es producida naturalmente en el organismo a través de la exposición de la piel con la luz solar, pudiendo también obtenerse en menor proporción consumiendo algunos alimentos como los pescados, la yema de huevo.

Es una vitamina liposoluble cuya principal función en el cuerpo humano es mantener las concentraciones de calcio y fósforo en el organismo, favoreciendo la absorción de estos minerales en el intestino y regulando las células que degradan y sintetizan los huesos, manteniendo así sus niveles en la sangre.

Por lo tanto, el sol es considerado una medicina natural, ya que esta vitamina se almacena en el tejido graso y los rayos ultravioleta UV-B actúan sobre esas grasas de la piel, favoreciendo la síntesis de la vitamina. El problema es que las cremas solares y otros tipo de cosmética actúan bloqueando los rayos ultravioleta impidiendo que esta síntesis se lleve a cabo.

Se recomienda tomar el sol entre 15 y 20 minutos todos los días, por la zona de cuerpo sin protección solar. Esta recomendación resulta particularmente eficaz para personas que viven en lugares donde carecen de sol y hace mucho frío.

El sol ha sido un injustamente difamado y se ha convertido en un falso mito, sobre todo gracias al interés económico de la industria cosmética. El sol ha sido utilizado desde la antigüedad como fuente curativa. Obviamente, lo que puede ser muy perjudicial para nuestra piel es exponerse a la radiación solar durante muchas horas seguidas en verano y durante las horas centrales cuando el sol calienta más.

Los beneficios de tomar el sol

Ayuda a prevenir enfermedades; como la obesidad, la osteoporosis,  la diabetes y la esclerosis múltiple.

Ayuda a mejorar la salud cardiovascular, disminuyendo la presión arterial o el riesgo de padecer hipertensión arterial y enfermedades cardíacas.

Ayuda a  prevenir y a mejorar algunos tipos de cáncer; como el de colon, de recto, de próstata, ovarios y de mama.

Podría prevenir el envejecimiento precoz, debido a que posee propiedades antioxidantes que evitan el daño celular causado por los radicales libres.

Ayuda a tener mejor estado de ánimo y a reducir el estrés.

La carencia de esta vitamina también puede producir molestias o dolores musculares, depresión o insomnio, problemas en la piel, además de problemas articulares.

La vitamina D colabora estrechamente en el buen funcionamiento del sistema inmune defendiéndonos de agentes patógenos.

Los síntomas de la deficiencia de vitamina D en el organismo son disminución del calcio y del fósforo en la sangre, dolor y debilidad muscular, fragilidad de los huesos, osteoporosis, deformidad en los huesos, raquitismo en los niños y osteomalacia en los adultos

La cantidad necesaria de vitamina D por día varía según la edad, como se observa en la tabla a continuación:

Fase de la vida Recomendaciones diarias
0-12 meses 400 UI 
> 1 año hasta los 70 años 600 UI
> 70 años 800 UI
Embarazo 600 UI
Lactancia Materna 600 UI

Recuerda cuáles son las dosis recomendadas y nunca superes las 1000 UI, ya que un exceso de vitamina D por parte de los suplementos puede provocar:

  • Formación de placas de calcio en los tejidos
  • Problemas gastrointestinales
  • Dolor de cabeza
  • Nauseas
  • Vómitos
  • problemas neurológicos
  • Cálculos renales
  • Pérdida de peso y de apetito
  • Depresión

Si no puedes tomar el sol, se recomienda que consumas un suplemento de vitamina D

Óscar Fernández García, Especialista en Medicina Alternativa y Autor de los Libros: La Biblia de la Medicina Natural, El Negocio de la Enfermedad y la Semilla Anticáncer.

Libro disponible: https://edicionesarcanas.es/producto/la-biblia-la-medicina-natural-oscar-fernandez-garcia/

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here