Inicio Temas de Salud Los malvados jefes de la Organización Mundial de la Salud

Los malvados jefes de la Organización Mundial de la Salud

0

La OMS debería de cambiar su nombre y llamarse la Organización Manipulada de las Farmacéuticas. La medicina está muy enferma gracias a la corrupción y los conflictos de interés. Muchos organismos internacionales de salud no actúan con rigor y de forma parcial en beneficio de la mayoría social. Por desgracia, al igual que otros sectores importantes tenemos muchos lobos cuidando el gallinero.

Hoy en día, la OMS es la agencia de salud pública más grande e influyente del mundo, con un presupuesto anual para 2018-2019 de $ 4421.5 millones ($ 4,4 mil millones). Alrededor del 20 por ciento del presupuesto de la OMS se financia de los estados miembros y el 80 por ciento restante se financia con contribuciones voluntarias de fundaciones y multinacionales que utilizan este capital económico para influir en este tipo de organismos en su beneficio propio.

Uno de los malvados jefes de la OMS es la fundación de Bill y Melinda Gates. Bill Gates a través de su fundación se camufla como inversor directo en el negocio de la enfermedad. En este momento, es el mayor financiador no estatal de la OMS, ha donado más de $ 2 mil millones en donaciones para la agencia de salud internacional desde 1998, Es el segundo mayor financiador de la OMS después del gobierno de EE. UU.  La Fundación Gates se supone que destina dinero para ayudar con programas específicos, como la investigación, compra, abastecimiento y promoción de vacunas.

Otros de los socios influyentes y jefes de la OMS es; Big Pharma, el apodo que recibe la gran industria farmacéutica, donde se encuentran las diez multinacionales más poderosas del mundo. Por otro lado, en la lista de los malvados que mandan sobre la OMS podrían figurar: Estados Unidos, Fundación Rockefeller, Club Bilderberg (poderosos más influyentes del mundo) y algunas multinacionales como Coca Cola y Nestlé.

Es curioso que la OMS y el gobierno de los Estados Unidos son socios fundadores de Gavi, la Alianza de Vacunas. En el año 2000, la Fundación Bill y Melinda Gates proporcionó $ 750 millones en capital inicial para encabezar la creación de Gavi, una asociación público-privada y un mecanismo de financiamiento multilateral que involucra a la OMS, los gobiernos, la industria de vacunas, el Banco Mundial, las fundaciones filantrópicas y otras asociaciones gubernamentales. Su objetivo es vacunar de forma masiva a toda la población mundial, la oculta realidad para que el negocio de las vacunas no se detenga y prospere ampliando la cantidad de dosis y de forma obligatoria.

Creo que lo peligroso no es el negocio de las vacunas, sino los efectos adversos y la reducción del coeficiente intelectual en los niños. Que la gente permanezca enferma es lo que realmente interesa y es la triste realidad que desean los que manejan la medicina. Ellos son los responsables de que la vacunación sin control y seguridad de forma abusiva sea la causa de posibles enfermedades raras y autismo. Existe una falsa creencia de que las vacunas son muy buenas, cuando en realidad deberían de ponerse las dosis justas. El poder financiero ha educado a los médicos y a los pediatras en la facultad a su conveniencia manipulando y financiando su formación, y censurando a la misma vez los estudios científicos donde se conocen sus peligros. Por lo tanto, creo que las vacunas y los medicamentos deben de suministrarse en su justa medida y como urgencia. 

Por consiguiente, la industria de las vacunas es la que más poder tiene en la OMS. La manipulada epidemia del coronavirus se puede confundir en los test con un tipo de gripe, que en realidad es un arma biológica y sirve como excusa a la élite mundial para que sea el principio de una crisis económica premeditada, donde Estados Unidos maneja a sus aliados y le conviene frenar a China. Todo lo tienen bien atado y los medios de comunicación colaboran con estos malvados ofreciendo dosis de miedo y causando psicosis a la población.

Poco se hablará del coronavirus, una vez vendida la milagrosa vacuna y saqueado la economía de los gobiernos con más fondos destinados a otras cuestiones relacionadas con las perdidas generadas por el drama del contagio.

Probablemente con este virus dispersado van a morir miles de personas. Pero cuidado, existen numerosas informaciones alternativas que avisan que las nuevas vacunas podrían modificar el ADN de las personas.

Muchos virus y enfermedades que se combaten de forma agresiva con vacunas se podrían combatir con nutrición, plantas medicinales, terapias alternativas y desinfectantes como el dióxido de cloro, además de evitar algunos tóxicos medioambientales.

Conclusiones: este virus provocará más pobreza con la crisis económica que fallecimientos.

Óscar Fernández García, Especialista en Medicina Alternativa y Autor de los Libros: La Biblia de la Medicina Natural, El Negocio de la Enfermedad y la Semilla Anticáncer.

Libro disponible: www.edicionesarcanas.es

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here