Los mejores antibióticos naturales

Los mejores antibióticos naturales

0
Compartir

Los antibióticos han sido uno de los mejores descubrimientos en la medicina. La penicilina G o bencilpenicilina fue el primer antibiótico empleado ampliamente en medicina; su descubrimiento ha sido atribuido a Alexander Fleming en 1928, quien obtuvo el Premio Nobel en Fisiología o Medicina en 1945 junto con los científicos Ernst Boris Chain y Howard Walter Florey, creadores de un método para producir el fármaco.

Sin duda, podríamos decir que fueron medicamentos necesarios que ayudaron a solucionar determinados problemas sanitarios, pero los últimos estudios han determinado que consumirlos en exceso pueden causar una gran variedad de efectos adversos, y de hecho, uno destacable es; crear resistencia en diferentes tipos de bacterias, en particular, en los niños.

También ha desencadenado en niños y adultos problemas digestivos derivados por un desequilibrio de la flora intestinal, además de ser responsable de otras patologías comunes. Por esta razón, el uso excesivo de antibióticos es poco recomendado y algunos profesionales de la salud están optando por recomendar antibióticos naturales.

LOS TRES MEJORES ANTIBIÓTICOS 

MIEL DE MANUKA

Las propiedades curativas de la miel de manuka son conocidas desde hace cientos de años. Es una miel que solo crece en Nueva Zelanda a través del arbusto manuka o también conocido como árbol de té. Es la miel más potente que existe.

Los maoríes, nativos de Nueva Zelanda, siempre han usado varias partes de las plantas para tratar heridas, enfermedades de la piel, resfriados o molestias gastrointestinales.

La miel de manuka ha demostrado ser eficaz en la lucha contra bacterias tales como estreptococos y estafilococos, la helicobacter pylori, que produce úlceras, la escherichia coli, y muchas otras bacterias que ya son resistentes a los antibióticos convencionales. Pero no solo son importantes las propiedades antibacteriana, antiviral y antimicrobiana de la miel de manuka, puesto que también es efectiva como antioxidante, antiséptica y antifúngica.

PLATA COLOIDAL

La plata coloidal es un poderoso antibiótico que inactiva las enzimas que bacterias, hongos, virus y parásitos usan para su metabolismo del oxígeno, causando entonces su asfixia en pocos minutos.

Funciona como un catalizador, ya que su sola presencia hace que muchos microorganismos causantes de enfermedades infecciosas no puedan ‘’vivir’’ y fallezcan asfixiados.

Las propiedades antibacterianas, antivíricas y desinfectantes de la plata se conocen desde hace siglos. El uso antibiótico de la plata se conoce desde las civilizaciones antiguas como la griega y la romana, que también utilizaban este metal para elaborar utensilios de cocina o recipientes donde almacenar y servir el agua.

En 1914 la revista The Lancet publicó los resultados de un estudio con plata coloidal llevado a cabo en EEUU por el Dr. Henry Crookes que demostró su poder germicida.

La plata coloidal es una suspensión en agua destilada de pequeñísimas partículas de plata (nanopartículas que varían de 0,01 a 0,001 micrón de diámetro), cargadas eléctricamente. No debe confundirse al coloide de plata con el oligoelemento plata (estado cristalino) que se obtiene por método químico; el coloide de plata se obtiene por método fisicoquímico (electrólisis).

AJO (Allium sativum)

El Ajo, es uno de los antibióticos naturales más económicos y eficaces con los que podemos contar. Está considerado como el vegetal con más propiedades curativas, y en especial para combatir y prevenir infecciones y una multitud de enfermedades.

Para que el ajo sea efectivo como antibiótico natural, necesita consumirse crudo. No hace falta comprar ningún compuesto, ni perlas de ajo, etc, ya que podemos tomar un diente de ajo troceado 3 veces al día, consiguiendo la dosis suficiente como para mejorar de cualquier infección y muchas otras patologías.

Compartir

Dejar una respuesta