Inicio Temas de Salud Medicina hiperbárica para mejorar la fibromialgia

Medicina hiperbárica para mejorar la fibromialgia

0

La medicina hiperbárica o la oxigenación hiperbárica es un tratamiento médico que consiste en la respiración de oxígeno al 100%, en una presión ambiental mayor que la atmosférica, con el objetivo de multiplicar hasta veintidós veces la cantidad de oxígeno disuelto en la sangre y conseguir una mayor oxigenación de todos los tejidos del cuerpo. Al respirar este oxígeno puro a mayor concentración y presión ambiental, se eleva enormemente el nivel disuelto en el plasma sanguíneo. La consecuencia es que todos los tejidos del cuerpo humano reciben un aporte extra de oxígeno a través de la sangre, que ayuda a las células a regenerarse en menos tiempo, a tener un funcionamiento óptimo y lograr toda una serie de efectos físicos y fisiológicos beneficiosos para el organismo.

Este tipo de terapia alternativa se utiliza como tratamiento único o en combinación con otros tratamientos para diferentes enfermedades, como es caso de la enfermedades crónificadas, incluida la fibromialgia, ya que produce un aumento en las concentraciones de oxígeno en los tejidos. Esto produce un efecto antiinflamatorio a nivel tisular, “lo que conlleva una disminución del dolor y del edema en articulaciones”. Este incremento en la concentración de oxígeno tisular también abarca el sistema nervioso central, con efecto beneficioso sobre la dopamina y serotonina, disminuyendo la ansiedad y mejorando el cuadro depresivo“. Se ha demostrado en estudios científicos que la oxigenoterapia mejoró la capacidad del sistema motor central para generar el mismo esfuerzo movilizando menos fibras musculares. En otro estudio, la oxigenoterapia hiperbárica funcionó como un “método efectivo, rápido y seguro” para el tratamiento de varios síntomas de la fibromialgia, como el dolor, la ansiedad y la fatiga crónica.

Tiene un gran efecto en la regeneración celular y estar demostrado que puede reducir a la mitad el periodo de recuperación, muchos deportistas de élite la utilizan para recuperarse de sus lesiones, de una intensa actividad física o como preparación para alguna competición. El ambiente de oxígeno puro se consigue dentro de una cámara hiperbárica, un habitáculo en forma de cápsula diseñado para conseguir en su interior presiones superiores a la atmosférica (1 ATA). Mediante un mecanismo valvular se aumenta de manera progresiva la presión en el interior de la cámara hasta alcanzar el nivel indicado por el médico (2 a 3 ATA). Una vez alcanzada dicha presión, se mantiene durante el tiempo indicado de la sesión. Todo el proceso está supervisado y controlado por personal especializado en cámaras hiperbárica.

Fuente:

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/30747099

Óscar Fernández García, Especialista en Medicina Alternativa y Autor de los Libros: La Biblia de la Medicina Natural, El Negocio de la Enfermedad y la Semilla Anticáncer.

Libro disponibles: www.edicionesarcanas.es

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here