Plantas medicinales para no quedar embarazada

Plantas medicinales para no quedar embarazada

0
Compartir

Sabemos que un gran número de mujeres limitan el uso de píldoras y sistemas anticonceptivos, debido a los efectos secundarios, métodos invasivos, químicos, entre otras razones, y muchas no desean seguir utilizándolos por los problemas de salud que les han causado. Por eso siempre existe la opción que nos regala la madre naturaleza.

En algunas ocasiones las mujeres permanecen preocupadas por los embarazos no deseados.

Pues bien, existen varias plantas que pueden utilizarse como alternativa en lugar de no tener protección, plantas que consiguen una esterilidad permanente o casi permanente: por ejemplo, la lithospermum es una planta utilizada por las tribus indígenas de Dakota. Se utiliza la raíz en una infusión de agua fría que se deja reposar por varias horas. Se debe beber una taza al día durante seis meses; también se respira el humo de la planta.

Por poner otros ejemplos, plantas como la cangorosa, la caroba o el helecho han sido durante miles de años aliadas de las indígenas de Paraguay para evitar o interrumpir sus embarazos, algo que nunca fue un tabú, sino un modo natural de regular los nacimientos.

El uso de plantas o hierbas naturales para prevenir embarazos es muy antiguo. Si deseáis usar este tipo de medicina para evitar la el embarazo se debe consultar al médico o profesional adecuado para que determine la dosis adecuada para evitar algún efecto adverso.

Plantas anticonceptivas

La semilla de zanahoria salvaje es una planta aceitosa y de sabor fuerte pero agradable que se utiliza cuando surge un pequeño percance en el método anticonceptivo y necesitamos un método de emergencia. Se debe consumir una cucharada en el mismo momento en que sucede el percance y se debe seguir consumiendo diariamente por los próximos siete días.

La lechuguilla de vaca es una hierba usadas desde hace muchos años para evitar embarazos.

El Neem es una hierba espermicida que se ha utilizado desde la antigüedad como un anticonceptivo. Esta hierba de la India puede ser tomado como hojas, extracto o aceite de neem. A pesar de que no afecta a la producción de espermatozoides, el neem mata los espermatozoides en su lugar. Tanto hombres como mujeres pueden tomar extracto de neem o aceite de neem como anticonceptivo para evitar el embarazo en forma más efectiva. La inyección de aceite de neem a través de la vagina puede causar infertilidad reversible en la mujer durante aproximadamente un año.

La raíz de la cohosh azul, se utiliza como control de nacimiento natural. El cohosh azul contiene dos sustancias contratantes uterino, uno que imita la hormona oxitocina, y la otra una saponina llamada caulosaponina. En caso de que no esté utilizando las medidas de protección, podría beber un té hecho de cohosh azul poco después.
Añadir una cucharadita de la cohosh azul para un litro de agua hirviendo.
Deje reposar por cinco minutos.
Tomar este té lentamente, no más de tres veces al día (o no más de 300 a 400 mg por día) hasta el ciclo menstrual.

El aceite de semilla de moringa es otro remedios que funciona, es utilizado en India.

A pesar de la dificultad para encontrar algunas plantas medicinales en vuestro país, la ruda y el aceite de semilla de moringa son remedios que si se pueden conseguir de forma habitual.

Ruda (Ruta Chalepensis L.)
Se utilizan las hojas; posee distintos tipos de principios activos. De ellos, destacan dos: un aceite esencial y un glucósido flavónico. También posee vitamina C. De los dos primeros, derivan sus cualidades terapéuticas más conocidas. Además ayuda a regular y provocar la menstruación.
Uso: después de una relación.

Método abortivo

¿Cómo se puede abortar con la vitamina C?
Las mujeres que han utilizado este método para abortar afirman que es el método menos tóxico y menos peligroso para terminar con un embarazo no deseado. Además, es efectivo en la mayoría de los casos, siempre que se tome en las primeras 4 semanas de embarazo, cuando la menstruación no haya tardado más de 2 semanas y recién se produzca la fertilización.

La vitamina C o ácido ascórbico, debe tomarse durante un periodo de 6 a 10 días, y la cantidad recomendada diaria es de 6 a 10 gramos.

Todas las plantas medicinales que han sido escritas ayudan en un alto porcentaje. 

Fuente

Rebeca Chalker y Carol Downer son las autoras del libro “A Woman’s Book of Choices: Abortion, Menstrual Extraction, RU-486”, en el que nos hablan de la vitamina C como sustancia abortiva.

 

 

 

Compartir

Dejar una respuesta