Un niño muere por leucemia y le adjudican la culpa al sarampión.

Un niño muere por leucemia y le adjudican la culpa al sarampión.

0
Compartir

Algunos medios de información están haciendo algo que acostumbran hacer muy a menudo, se trata de manipular información, de esta manera están ayudando a varias industrias y autoridades a conseguir sus objetivos. No es nueva su labor, no es una casualidad. Un alto porcentaje de los medios de información pertenece y es controlado por el poder financiero mundial, con la intención premeditada de manipular la opinión de la sociedad.

Esta desinformación interesada se lleva haciendo desde que los medios tienen vida, a veces la información es distorsionada. ¿Como es posible que nunca salga emitido en los telediarios o medios informativos importantes nada sobre las vacunas o medicamentos peligrosos que han originado muertes o efectos adversos de gravedad?. Al parecer ,”No quieren alarmar a la sociedad”. Sin embargo, cuando algún niño muere por algunas circunstancias diferentes; como negligencia médica, efectos adversos de la medicación o por otra causa, nunca sale a la luz la verdad del asunto, quizás basado en un encubrimiento médico, incluso a veces se le intenta achacar a la falta de una vacuna, como ha sido este caso. El oportunismo imperia en este tipo de sucesos sanitarios.

Libro recomendado

Varios periódicos escribían esta noticia:

http://www.elespanol.com/mundo/europa/20170623/225977935_0.html

Aquí un resumen de la noticia: un niño de seis años que padecía leucemia ha muerto la noche de este jueves como consecuencia del sarampión contagiado por sus hermanos que no estaban vacunados. El niño se recuperaba desde hace tres meses en el hospital San Gerardo de la ciudad italiana de Monza, donde fue ingresado por una leucemia linfoblástica aguda.

Un periodista de un medio ha contactado conmigo para exponerme la información real, además de informarme sobre lo que ha podido contrastar desde sus contactos de forma alternativa, evidentemente no haciendo caso a la versión oficial. Es curioso, yo había leído y analizado la noticia, y he pensado lo mismo que el me ha comunicado.

La posible realidad: El niño ha muerto de leucemia o de los efectos adversos del tratamiento. Sin embargo, las autoridades sanitarias han culpado a que sus hermanos no estaban vacunados del sarampión, han dictaminado un contagio del sarampión siendo la causa principal de su muerte. Han aprovechado otra vez más para difundir el miedo a los padres de los niños no vacunados. Pues bien, no existen pruebas de que el sarampión haya sido la causa de su muerte. ”No existe evidencia científica que lo pueda demostrar”, he utilizado la palabra evidencia científica, es una palabra que no me gusta personalmente, ya que los defensores del sistema y la ciencia siempre hacen referencia a esta palabra para desprestigiar o argumentar algo que no creen o simplemente desconocen.

La campaña contra lo que ellos apodan ”antivacunas” sigue sin cesar. La campaña de manipulación médica sigue sin parar. El nuevo objetivo marcado se llama; conseguir que la vacunación obligatoria llegue a España lo antes posible, si lo consiguen será gracias a la colaboración en forma de difusión distorsionada que algunos periodistas llevan ofreciendo desde hace bastante tiempo.

A los padres que no quieren vacunar a sus hijos, se les acusa de irresponsables. Cuando alguien en España piensa diferente y expresa otra opinión médica, bien documentada con pruebas y argumentos diferentes a los que argumenta la ciencia médica es censurado o difamado. Quizás son un problema para esos guardianes del sistema que creen en la ciencia como si fuese una religión. La ciencia esta repleta de conflictos de intereses, siendo este un motivo suficiente y básico para la perdida de su credibilidad. Los eternos defensores de las vacunas argumentan su eficacia y seguridad basándose en las supuestas estadísticas del pasado, y que según ellos gracias a las vacunas se freno esa mortalidad que generaba algunas enfermedades y que reducía a la población. Es cierto que las vacunas de ahora poco tienen que ver con las que se utilizaban en aquellos tiempos, pienso que debemos de fijarnos en el presente, no debemos fijarnos en lo que se hacia en el pasado para argumentar y generalizar sobre las vacunas. Ni si quiera estamos vivos en aquella época para saber con rotundidad la verdad de lo que sucedía. Ahora nos enteramos de algunos sucesos gracias a los medios alternativos de internet, gracias a los periodistas valientes. Antes existían tres o cuatro medios informativos oficiales que lo acaparaban todo, aparte estaban subvencionados y manejados de manera excesiva por los partidos políticos.

Muchos padres no vacunan a sus hijos, no confían en las vacunas. Esta demostrado que las vacunas no son seguras y pueden causar efectos adversos. Existen miles de niños con efectos adversos de gran importancia por la vacunación masiva que imponen los gobiernos y farmacéuticas, así lo indica el sistema que reporta los efectos adversos de las vacunas. The Vaccine Adverse Event Reporting System (VAERS). No todas las vacunas son seguras

Los padres no son idiotas, se han informado y saben que algunas vacunas contienen ingredientes tóxicos, además de saber que algunos tribunales, expertos y médicos, las consideran como uno de los causantes de la epidemia de autismo infantil que sufrimos en estos momentos. Por lo tanto, han muerto niños vacunados y no vacunados, pero se ha jugado con la información, sólo se han publicado en algunos medios informativos los fallecidos por no vacunar. En muchas ocasiones se ha aprovechado para distorsionar con la muerte por otras ”razones desconocidas” sin haber sabido el motivo real.

Una sentencia Europea va permitir que los padres puedan reclamar y demandar por los efectos adversos de las vacunas.

http://www.elconfidencial.com/tecnologia/ciencia/2017-06-22/vacunas-enfermedad-tjue-farmaceuticas_1403881/

Conclusión: vacunar mal es peor que no vacunar

Compartir

Dejar una respuesta